986 18 71 93 / 698 18 71 33

¿Muchas horas sentada en la oficina? Así puedes mejorar la circulación de tus piernas

November 7, 2019 9:54 am Comments: 0

Es más que probable que el tiempo que pasas en la silla del trabajo sea muy superior de lo que debería, pero hay pequeños cambios que puedes realizar

Durante la primera hora sentada en tu silla de oficina, tienes el firme objetivo de mantener la espalda recta, no cruzar las piernas y todos esos malos hábitos que los expertos desaconsejan. En tres horas ya tienes la espalda a) encorvada o b) recostada hacia atrás. En seis horas has cruzado las piernas y alguna de ellas se te ha dormido (varias veces).

En ocho horas tus pies están sobre la silla o en cualquier lugar donde puedas apoyarlos, en busca de un poco de alivio para unas piernas que ya no aguantan más tiempo en reposo. Si, efectivamente, tu trabajo requiere que estés largo tiempo sentada y sin estirar las piernas, es más que probable que hayas pasado por todos estos estados con sus muchas consecuencias, sintiendo las extremidades cansadas, hinchadas y viendo efectos a largo plazo como la aparición de celulitis. Ya que tu horario no está abierto a recortes y no es probable que vayas a dejar esa silla en ningún momento cercano, la mejor opción es que empieces a plantearte ciertos cambios.

Como explica el doctor Juan José Vidal Insua, especialista en angiología y cirujano vascular del Hospital Vithas Fátima (Vigo), nuestro cuerpo “está diseñado para caminar y correr. De hecho, las piernas realizan un drenaje natural realizando estas actividades. En reposo (de pie o sentados), ese drenaje es insuficiente y se demuestra con la aparición de hinchazón (edema) de los tobillos y sensación de pesadez”. Teniendo en cuenta el malestar que se crea en nuestro organismo, el especialista nos indica una serie de cosas que podemos hacer para mejorar este estado en la medida de lo posible.

Necesitas un descanso pero ¿cuándo y cuánto?
Está claro que pasar una jornada laboral completa sin realizar ningún descanso ni levantarnos de la silla no es viable pero, ¿cada cuándo deberíamos parar para ‘estirar las piernas’? Según explica el doctor Vidal, “el tiempo tolerable es diferente para cada persona y depende de su estado de salud”, pero el especialista recomienda una sencilla prueba que todos podemos realizar para comprobar si ya hemos llegado a nuestro límite: basta con presionar con el dedo sobre la pierna y, si éste deja una marca que no desaparece, significará que llevamos demasiado sentados. De todos modos, el experto señala que “para una persona sana, podríamos recomendar 10 minutos de paseo cada dos horas, además del beneficio de descanso mental que supondría”.

¿Es tu postura la correcta?
Los especialistas siempre insisten en la importancia de adoptar una buena colocación en la silla para evitar futuros problemas, sobre todo en la zona de la espalda. Pero si lo que queremos es mejorar la circulación de nuestras piernas y evitar esa sensación de hinchazón y pesadez, el doctor Vidal recomienda “una postura que sea cómoda, sin forzar las articulaciones de tobillos, rodillas y caderas. Además, cambiar ligeramente la posición regularmente y contraer los músculos de la pierna (los gemelos) y del muslo (los cuádriceps) ayuda a realizar un drenaje al menos parcial de las extremidades”.

(Pequeños) detalles que ayudan
Más allá de los pequeños paseos de diez minutos que podemos dar para aportar un pequeño descanso a nuestras piernas, hay otros gestos que podemos implementar para mejorar la circulación y dar un respiro a nuestras extremidades. El experto indica que “lo más efectivo sería descansar con las piernas elevadas (muy elevadas, por encima del nivel del corazón)”, pero aunque ese truco nos puede servir cuando llegamos a casa, es probable que en la oficina no podamos hacerlo. En ese caso, el doctor Vidal señala que “las medias de compresión son un buen sustituto, manteniendo cierta sujeción en las venas y el tejido graso, lo que retrasa la aparición de la hinchazón”.

En otras ocasiones también hemos hablado del efecto que tienen las prendas muy ajustadas, que pueden fomentar la aparición de celulitis, por lo que cabe preguntarse si pueden tener algo que ver con la mala circulación en las piernas. El doctor Vidal señala que “las prendas habituales, si están muy ajustadas, pueden provocar que la hinchazón aparezca antes, pero, en el caso de padecerse una insuficiencia venosa (varices) no la van a agravar”. De hecho, las medias de compresión que recomienda el especialista son, precisamente, ajustadas, y pueden ayudar a mejorar la situación, por lo que no debemos echar toda la culpa a nuestros pantalones pitillo.

También fuera de la oficina
Lo que podemos hacer para evitar esta situación de malestar corporal no se limita solamente al tiempo que pasamos dentro de la oficina, sino que también influye aquello que hacemos en nuestro tiempo libre. Tal como recuerda el doctor, “lo más efectivo es realizar el ejercicio para el que nuestro cuerpo está diseñado: caminar y, si es posible, correr”, a lo que añade que “en general, cualquier ejercicio que nos haga mover las piernas será beneficioso”. Si no somos muy de deporte, al menos podemos optar por acudir al trabajo andando, de manera que aprovechemos esos trayectos para realizar las recomendaciones del especialista.

¿Y la alimentación?
Aunque nos cueste creerlo, la nutrición influye en nuestro cuerpo (y no, no sólo en el peso) mucho más de lo que pensamos. Y sí, en esta cuestión lo que comemos también puede tener algo que ver. “Es útil evitar el estreñimiento y eso, en parte, se consigue con una alimentación adecuada”, indica Vidal. Además, señala que podemos añadir un punto de ayuda extra con “fármacos venotónicos (muchos de ellos naturales) y complejos vitamínicos que pueden ser una ayuda en algunos casos”.

Si el malestar es muy persistente…
Si sigues estos consejos y no notas grandes cambios o sientes un mayor malestar en tus piernas, siempre es conveniente consultar a los especialistas. Como explica el doctor Vidal, “lo primero sería realizar un diagnóstico de posibles enfermedades que estén agravando esos síntomas. La más frecuente es la insuficiencia venosa (varices), que se diagnostica con un tipo de ecografía que es indolora, sin radiación y aporta mucha información”.

Articulo publicado por ANA GÁNDARA
17 DE OCTUBRE DE 2019 en VOGUE.es:
https://www.vogue.es/belleza/articulos/bienestar-mejorar-circulacion-piernas-horas-sentada-sitting

© Fotografía: Rubén Vega / Realización: Berta Álvarez

Tagged in

About Editor