986 18 71 93 / 698 18 71 33

Información Médica

La Angiología y Cirugía Vascular es una especialidad médico quirúrgica dedicada a las enfermedades que afectan al sistema arterial, venoso y linfático, excepto las del corazón y las endocraneales.infomed01

Nº de registro sanitario: C-36-002262

El cirujano vascular está capacitado y certificado para el diagnóstico, tratamiento médico y tratamiento quirúrgico de enfermedades que afectan a todas las partes del sistema vascular. Las actividades centrales de la especialista vascular incluyen:

  • Diagnóstico vascular no invasivo.
  • Insuficiencia venosa crónica.
  • Aneurismas
  • Enfermedad arterial periférica.
  • Prevención del accidente cerebro vascular debido a la enfermedad de la carótida.
  • Pie diabético.
  • Accesos vasculares para pacientes en hemodiálisis

 

Diagnóstico Vascular No invasivo:

En la actualidad es posible explorar por métodos no invasivos el estado de las arterias y venas. Es uno de los medios más efectivos que ayudan a la detección precoz de la aterosclerosis y otras enfermedades del sistema vascular.
Nuestra preocupación es diagnosticar su afección vascular de forma eficiente y precisa, para poder continuar con el tratamiento más adecuado.
La prueba es típicamente indolora, no invasiva y sin Rayos X. En nuestro Centro se ofrecen una amplia gama de detección y pruebas diagnósticas no invasivas:

    • Índice tobillo brazo (ITB): es una prueba que mide y compara la presión arterial en los brazos y las piernas de una persona para evaluar la circulación arterial de los miembros inferiores.
    • Eco-Doppler aórtico: es una prueba que utiliza el ultrasonido y Doppler para medir el tamaño y el flujo sanguíneo de la aorta abdominal para determinar si un aneurisma está presente. El examen es indoloro y la única preparación necesaria es el ayuno después de la medianoche antes de la prueba.
  • Eco-Dúplex arterial: La prueba dúplex arterial se utiliza para determinar la circulación en las arterias. El procedimiento evalúa las arterias si presentan estenosis, oclusiones o si presentan aneurismas. Ayuda a planificar el tipo de intervención a realizar (endovascular o cirugía clásica) en pacientes con enfermedad crónica de miembros inferiores evitando el uso preoperatorio de contrastes yodados.
  • Eco-Doppler carotideo: Dúplex carotídeo utiliza tecnología de ultrasonido para la evaluar el grado de obstrucción arterial dentro de las arterias carótidas. La acumulación de placa en la arteria carótida puede romperse en pequeñas partículas y la fuerza del flujo sanguíneo puede enviar estas partículas en vasos más pequeños en el cerebro que pueden causar un accidente cerebrovascular (ictus o trombosis cerebral).
  • Eco-Doppler venoso: Dúplex venoso es una prueba que permite valorar el sistema venoso superficial y profundo. Ayuda a la valoración de los pacientes con insuficiencia venosa crónica, a los pacientes con trombosis venosas superficiales y profundas. Es una herramienta fundamental para la cirugía hemodinámica de la insuficiencia venosa ambulatoria (CHIVA) para aplicar el endoláser o para la fleboesclerosis
  • Eco-Doppler en el acceso vascular: Los paciente en el estadio final de la insuficiencia renal crónica precisan de un acceso vascular para iniciar el tratamiento mediante hemodiálisis. La ecografía permite realizar el mapeo prequirúrgico para poder realizar el acceso vascular en la localización más óptima.

 

Insuficiencia Venosa Crónica

Las arterias llevan la sangre desde el corazón al resto del cuerpo. Sus venas transportan la sangre de vuelta al corazón y las válvulas de las venas hacen que la sangre no fluya hacia atrás (reflujo). La insuficiencia venosa crónica (IVC) es una condición que ocurre cuando las válvulas venosas de las piernas no están funcionando con eficacia o cuando hay una obstrucción del drenaje venoso por lo que es difícil que la sangre regrese al corazón haciendo que la sangre se acumule en las venas (estasis).

¿Cuáles son los síntomas de la insuficiencia venosa crónica?

La gravedad de la IVC, junto con la complejidad del tratamiento, aumenta a medida que la enfermedad progresa. Es por eso que es muy importante ver a su médico si usted tiene alguno de los síntomas de la IVC. El problema no va a desaparecer si usted espera, y cuanto antes se diagnostica y se trata, mejores serán sus posibilidades de prevenir complicaciones graves.
Los síntomas incluyen:

  • Hinchazón en las piernas y los tobillos, especialmente después de largos períodos de pie
  • Dolor o cansancio en las piernas
  • Venas varicosas
  • Degeneración de la piel por reacciones inflamatorias debido a la estasis venosa. (Dermatoesclerosis, hiperpigmentación)
  • Descamación o picazón de la piel en las piernas o los pies
  • Úlceras crónicas

¿Cuáles son los factores de riesgo para la insuficiencia venosa crónica?

Si usted tiene factores de riesgo para la IVC, son más propensos que otros a desarrollar la enfermedad. Los factores de riesgo más importantes son:

  • La trombosis venosa profunda (TVP)
  • Las venas varicosas o antecedentes familiares de varices
  • Obesidad
  • Embarazo
  • Inactividad
  • Tabaco
  • Los períodos prolongados de pie o sentado
  • El sexo femenino
  • Edad más de 50.

¿Cómo se diagnostica la IVC?

La IVC se diagnostica principalmente mediante el examen físico. La exactitud de la exploración física puede mejorarse con el eco-Doppler venoso.

¿Cuáles son los tratamientos de la IVC?

El tratamiento de la insuficiencia venosa crónica (IVC) puede no ser necesario si los síntomas no son molestos. Si es necesario el tratamiento, la atención se centrará en las tres E de: ejercicio, la elevación y la compresión elástica.

  • Ejercicio: El ejercicio ayuda a bombear la sangre a través de las piernas y desarrolla los músculos que pueden promover una mejor circulación.
  • Elevación: Elevación de las piernas puede ayudar a aliviar el dolor al instante. El médico también puede ordenar a un paciente elevar las piernas por encima del corazón tres o cuatro veces al día durante unos 15 minutos a la vez. Si es necesario estar de pie o sentada prolongada, la flexión de las piernas varias veces ayudará a promover la circulación de la sangre.
  • Compresión elástica: las medias de compresión elásticas evitan el edema de los miembros inferiores. Se exprimen las venas de las piernas, ejerciendo una presión adicional que ayuda a evitar que la sangre fluya hacia atrás.

Tratamientos mínimamente invasivos

  • Endolaser: Una fibra óptica láser delgada se inserta a través de un catéter en la vena safena. La energía del láser se entrega a través de la punta que destruye la porción enferma de la vena.
  • La cirugía hemodinámica de la insuficiencia venosa ambulatoria (CHIVA): Es una cirugía mucho menos traumática que la convencional (stripping). Representa un enfoque fisiológico para el tratamiento quirúrgico de las varices a través de la ecografía.
  • Escleroterapia: consiste en inyectar una solución química dentro de la vena que produce una inflamación y obstrucción de la vena con la posterior desaparición de la red venosa.

Enfermedad arterial periférica

La enfermedad arterial periférica (EAP) es una de las manifestaciones sistémicas de la ateroesclerosis que causa una obstrucción al flujo sanguíneo arterial a nivel de las extremidades inferiores. En los pacientes diabéticos se incrementa la probabilidad de padecer ateroesclerosis de 5 – 10 veces.
La EAP es un fuerte marcador de la enfermedad ateroesclerótica en otros territorios vasculares, siendo un potente predictor de eventos vasculares coronarios (infartos) y cerebrales (ictus), asimismo, de riesgo de mortalidad porque se ve reducida su supervivencia al padecer alguno de estos eventos.
La EAP aumenta con la edad, de forma que es de alrededor del 5% en personas menores de 50 años, pero es superior al 15% en mayores de 65 años, varones, y en población con factores de riesgo cardiovascular. Se estima que 27 millones de personas en Europa y América del Norte tienen EAP
¿Cuáles son los factores de riesgo?
Los factores que aumentan el riesgo de desarrollar enfermedad arterial periférica incluyen:

  • Fumar
  • Diabetes
  • Niveles altos de colesterol y triglicéridos.
  • Hipertensión.
  • Insuficiencia renal crónica
  • Historial familiar. Esto significa que si tiene un padre o hermano que hayan padecido enfermedades del corazón o un derrame cerebral antes de los 55 años, o en una madre o hermana antes de que fueran mayores de 65 años.
  • Edad.

Si usted tiene alguno de los factores de riesgo de EAP, no dude en consultarnos, incluso si usted no está teniendo síntomas de la salud

¿Cuáles son los síntomas?

Los principales síntomas de la EAP son dolor, malestar, fatiga en los músculos de las pantorrillas, muslos o glúteos al caminar o hacer ejercicio y a menudo desaparecen después de varios minutos de descanso. El dolor (llamado “claudicación intermitente”) es la forma de advertir al cuerpo que no está recibiendo suficiente sangre durante el ejercicio para satisfacer la creciente demanda de los músculos.
Los síntomas de la EAP severa incluyen:

  • Dolor en la pierna que no desaparece cuando deja de hacer ejercicio
  • Heridas en la pierna que no sanan o cicatrizan muy lentamente
  • Gangrena
  • Un marcado descenso en la temperatura de la pierna o el pie en particular en comparación con la otra pierna o para el resto de su cuerpo
  • Dolor de la pierna en reposo.

Las personas con diabetes podrían confundir el dolor EAP con una neuropatía, un síntoma común de que la diabetes es una sensación de ardor o molestia dolorosa de los pies o en los muslos.

¿Cómo se diagnostica la EAP?

El diagnóstico de la enfermedad arterial periférica es importante porque las personas con EAP tienen un mayor riesgo de infarto cardiaco, accidente cerebrovascular y pérdida de la extremidad.
El primer paso en el diagnóstico de la EAP es la consulta al especialista. Nuestro equipo llevará a cabo una consulta exhaustiva y revisión de la historia clínica. Además, vamos a realizar un examen físico que incluye la evaluación del sistema circulatorio.

Pruebas no invasivas:

  • El índice tobillo-brazo (ITB) es un procedimiento no invasivo que en manos experimentadas es sencilla y reproducible. La determinación. Un ITB menor de 0,9 presenta una sensibilidad y una especificidad muy altas para identificar una estenosis del vaso del 50% o mayor en el territorio vascular de los miembros inferiores (MMII). Un ITB menor de 0,9 es diagnóstico de EAP, a pesar de que más del 80% de estos sujetos no tenga manifestaciones clínicas, siendo así un indicador de la morbimortalidad cardiovascular.
  • La eco-Doppler arterial de los segmentos afectados. El procedimiento evalúa las arterias si presentan estenosis u oclusiones

¿Cuáles son los tratamientos de EAP?

Los tratamientos para la EAP incluyen los cambios de estilo de vida, medicamentos, cirugía mínimamente invasiva y cirugía convencional.
Los objetivos generales del tratamiento deben incluir la reducción de los síntomas, mejorar la calidad de vida y la prevención de complicaciones. El tratamiento se basa en los signos y síntomas, factores de riesgo y los resultados de un examen físico y pruebas.
El tratamiento puede retardar el progreso de la enfermedad y reducir el riesgo de complicaciones. Sin tratamiento, la EAP puede causar úlceras o gangrena. En casos extremos, puede ser necesaria la amputación de la extremidad afecta.

Prevención del accidente cerebro vascular debido a la enfermedad de la carótida

Las arterias carótidas son dos vasos sanguíneos que suministran sangre oxigenada a la parte del cerebro donde están las funciones de pensamiento, del habla, de la personalidad, funciones sensoriales y motoras La enfermedad de la arteria carótida se produce cuando las arterias se estrechan o se ocluyen. Esta enfermedad es un grave problema de salud, ya que puede causar un accidente cerebrovascular (ICTUS o Trombosis)

¿Cuáles son los factores de riesgo?

  • Antecedentes familiares de aterosclerosis
  • Edad: En general, el riesgo de aterosclerosis aumenta a medida que envejecemos, y, en particular, los hombres menores de 75 años tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedad de la arteria carótida que las mujeres, pero después de 75 años de edad, las mujeres tienen un riesgo mayor que los hombres
  • Niveles altos de colesterol y triglicéridos
  • Fumar
  • Hipertensión
  • Diabetes
  • Estilo de vida sedentario

Típicamente, las arterias carótidas se enferman unos años más tarde de las arterias coronarias, por lo que el estudio carotideo puede predecir enfermedad coronaria.

¿Cuáles son los síntomas?

Enfermedad de la arteria carótida puede no causar síntomas en sus primeras etapas.

Desafortunadamente, el primer signo de la enfermedad podría ser un accidente cerebrovascular. Sin embargo, puede experimentar los síntomas de advertencia de un accidente cerebrovascular, llamados accidentes isquémicos transitorios o AIT. Los síntomas suelen durar unos pocos minutos a 1 hora y desaparecen por completo dentro de las 24hrs, e incluyen:

  • Sensación de debilidad, entumecimiento, o una sensación de hormigueo en un lado de su cuerpo, por ejemplo, en un brazo o una pierna
  • Ser incapaz de controlar el movimiento de un brazo o una pierna
  • La pérdida de visión en un ojo.
  • Ser incapaz de hablar claramente

Tener un TIA significa que usted está en grave riesgo de un accidente cerebrovascular en un futuro próximo. Usted debe acudir a su médico de inmediato.

¿Cómo se diagnóstica?

Nuestro equipo llevará a cabo la historia clínica orientada. Además, vamos a realizar un examen físico que incluye la evaluación del sistema circulatorio.
Después de la historia clínica y el examen físico, si se sospecha que usted pueda tener una estenosis carotidea, se realizará un eco-Doppler carotideo. En esta prueba indolora, diagnostica el grado de estenosis de la arteria carótida. Sin embargo, si la ecografía no proporciona suficiente información, se puede indicar otra prueba de imagen como el AngioTac, AngioRM, etc.

¿Cuáles son los tratamientos de la estenosis carotidea?

Afortunadamente, usted puede ser capaz de enlentecer la enfermedad. Dejar de fumar es el cambio más importante que usted puede hacer para evitar esto. Otras formas de prevenir la enfermedad incluyen:

  • Hacer ejercicio con regularidad
  • Consumir una dieta saludable
  • Mantener un peso adecuado
  • Control de la tensión arterial, diabetes, colesterol, etc.

El tratamiento en general para la estenosis carotidea incluyen: medicamentos, cirugía mínimamente invasiva (stent carotideo) o cirugía convencional (endarterectomia carotidea).

El pie diabético

La diabetes mellitus representa varias enfermedades en las que los niveles altos de glucosa en la sangre a través del tiempo pueden dañar los nervios, los riñones, los ojos y los vasos sanguíneos. La diabetes también puede disminuir la capacidad del cuerpo para combatir infecciones. Las personas con diabetes pueden desarrollar diversos problemas en los pies. Incluso los problemas ordinarios pueden empeorar y llevar a complicaciones graves.

Con daños en el sistema nervioso (neuropatía), una persona con diabetes puede no ser capaz de sentir sus pies correctamente. También puede causar cambios en la piel de su pie. A veces el pie puede llegar a ser muy seco. La piel se puede despegar y agrietarse. Estos factores juntos pueden dar lugar a una presión anormal en la piel, los huesos y las articulaciones de los pies al caminar y puede llevar a heridas en los pies.

Para evitar problemas graves en los pies que podrían resultar en la pérdida de un dedo, un pie o una pierna, siga estas recomendaciones:

  • Inspeccione sus pies diariamente. Revise si existen cortes, ampollas, enrojecimiento, hinchazón o problemas en las uñas. Use un espejo de mano de aumento para observar la planta de sus pies. Si usted no ve bien, pida ayuda a un familiar.
  • Lávese los pies en agua tibia (no caliente). Mantenga sus pies limpios lavándolos diariamente.
  • Tenga cuidado al bañarse los pies. Lave usando un paño suave o una esponja. Seque con cuidado entre los dedos de los pies.
  • Hidrata tus pies. Use una crema hidratante diaria para mantener la piel seca de la picazón o formación de grietas. Pero no hidratar entre los dedos de los pies – que podría alentar a una infección por hongos.
  • Cortar las uñas con cuidado. Cortarlas no demasiado corto, en línea recta y lime los bordes.
  • Nunca tratar los callos usted mismo. No remojar los pies o almohadillas medicadas sin consulta.
  • Use calcetines limpios y secos. Cambiar a diario.
  • Si le enfrían los pies por la noche, use calcetines. NUNCA use una almohadilla eléctrica o bolsa de agua caliente.
  • Sacuda los zapatos y palpe dentro antes de usarlos. Recuerde, sus pies pueden no ser capaces de sentir una piedra u otro objeto extraño, así que siempre inspeccione sus zapatos antes de ponérselos.
  • Mantenga sus pies calientes y secos. No deje que sus pies se mojan en la nieve o la lluvia. Use calcetines de abrigo y zapatos en invierno.
  • Nunca camine descalzo. Siempre use zapatos o zapatillas. Usted podría pisar algo que lo lastime o corte.
  • Tenga cuidado de su diabetes. Mantenga sus niveles de azúcar en la sangre bajo control.
  • No fumar. Fumar restringe el flujo de sangre en los pies.
  • Hágase exámenes periódicos de los pies. Ver a su médico de forma regular puede ayudar a prevenir las complicaciones en los pies de la diabetes.

Accesos vasculares para pacientes en hemodiálisis

La hemodiálisis es el tratamiento más común de la insuficiencia renal para eliminar las impurezas de la sangre. Una máquina de diálisis es un riñón artificial diseñado para regular el equilibrio de químicos, fluidos y eliminar las impurezas de la sangre; una vez que la sangre esta purificada se devuelve a usted. Para esto es necesario crear un acceso vascular para conectarle a esa máquina.
Existen principalmente tres tipos de accesos vasculares:

  • Fístula arteriovenosa: Se une directamente una arteria a una vena, con el fin de hacerla más fuerte y robusta, para que sea capaz de enviar y recibir sangre a altas velocidades.
  • Fístula con prótesis: Es el mismo caso que el anterior, pero la unión no es directa, sino que es a través de un material artificial, sobre el cual se realizarán las punciones.
  • Catéter: Se trata de un dispositivo especial introducido en una vena grande de su cuerpo, que contiene dos extensiones en la parte exterior. Por una se envía sangre, y por otra se recibe.

La creación exitosa de las fistulas arteriovenosas tiene un impacto significativo en pacientes que requieren hemodiálisis, porque facilita el acceso temprano a la diálisis y mejora la morbi-mortalidad.

Tradicionalmente, la idoneidad para la creación de un acceso vascular ha sido determinada por el examen clínico. No obstante el examen físico por sí solo puede no ser suficiente para evaluar el adecuado lugar para la realización de la fistula debido al fenotipo de los pacientes (obesidad) y vasculatura comprometida (uso de vías periféricas, trombosis centrales, múltiples cirugías anteriores, comorbilidades médicas).

En nuestra clínica realizamos un ecoDoppler preoperatorio, siendo un procedimiento no invasivo, eficaz y un método seguro para establecer la morfología, los parámetros funcionales y las características de los vasos que podrían ayudar a mejorar la velocidad de maduración de las fistulas. Con la ecografía podemos identificar las venas adecuadas en las que no se determinan mediante un examen físico y así poder indicar el lugar de creación de la fistula con más posibilidades de éxito. Así se consigue realizar una fistula funcionante con menor intervenciones (idealmente ya con la primera).

¿Una vez realizado la fistula necesita de un cuidado especial?

Es importante cuidar de su fístula arteriovenosa o protésica, ya que proporciona el acceso para la diálisis. Usted será capaz de sentirlo “vibrando” (thrill o frémito). Si usted nota que la fístula ya no vibra, entonces usted debe decirle a su unidad de diálisis de inmediato, ya que puede requerir tratamiento si se ha ocluido.

La fístula puede infectarse, por lo que cualquier dolor inusual o enrojecimiento alrededor de los sitios de las agujas también debe ser informado a su unidad de diálisis.

Cuidados en el brazo en donde se ubica la fístula arteriovenosa

  • El brazo de la fístula nunca se empleará para obtener muestras sanguíneas, ni para tomar la presión arterial.
  • Evite llevar joyas o ropas que aprieten el brazo con el fin de no reducir el flujo de sangre.
  • No dormir sobre el brazo.
  • Mantener en buena higiene la zona.
  • No cargar cosas pesadas con el brazo.

Si tiene alguna otra pregunta acerca de su fístula, no dude en consultarnos.

Aneurismas arteriales
El aneurisma es el aumento de tamaño anormal de una arteria. La presión del flujo sanguíneo puede hacer que el área debilitada se agrande como un globo a un diámetro mucho mayor que el diámetro normal de la arteria. Los aneurismas pueden romperse o trombosarse significando un problema de salud grave, dependiendo de la localización. Los aneurismas más grandes son más propensos de rotura que los pequeños, lo que resulta en una hemorragia interna que puede ser mortal.
El lugar más común de formación de aneurismas es en la aorta, la arteria más grande del cuerpo, que desde el corazón, pasa por el tórax y baja hacia el abdomen. Otras zonas del cuerpo pueden también estar afectadas por aneurismas como por ejemplo las arterias de los miembros inferiores, arterias digestivas, etc.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Se desconoce la causa exacta de un aneurisma de aorta abdominal (AAA). Sin embargo, los factores de riesgo más comunes incluyen:

  • Edad mayor de 60 años
  • Género: AAA es cinco veces mayores en los varones que en las mujeres
  • Fumar: Los fumadores son ocho veces más propensos a ser afectados
  • Antecedentes de enfermedad cardiaca o enfermedad arterial periférica (EAP)
  • Hiperlipidemia (niveles elevados de grasa en la sangre)
  • La presión arterial alta (hipertensión)
  • Antecedentes familiares de AAA

¿Cuáles son los síntomas?

A menudo no hay síntomas. En el momento del diagnóstico, 7 de cada 10 personas con un AAA no han tenido ningún síntoma debido al aneurisma. Si se presentan síntomas, es probable que sean los dolores de espalda o abdominal.
A veces pequeños coágulos de sangre se forman en el revestimiento interior de un AAA. Estos pueden desprenderse (émbolos) y ocluir alguna arteria más pequeña presentado una isquemia del territorio donde irriga.
La rotura del aneurisma es una emergencia médica debido al sangrado intenso que presenta, es probable que tengan abdominal severo repentino y/o dolor de espalda, acompañado de mareo, confusión, debilidad, taquicardia, etc. La rotura de un AAA tiene una alta mortalidad
¿Cuál es la probabilidad de una rotura de aneurisma de aorta abdominal?
La posibilidad de rotura es baja si un AAA es pequeño. El riesgo de rotura aumenta con el aumento de tamaño. El diámetro de un AAA puede ser medido por una ecografía. A continuación se da cifras globales de riesgo para el diámetro del aneurisma:

  • 40 mm-55 mm: una probabilidad de 1 en 100 de rotura por año.
  • 55 mm-60 mm: una probabilidad del 10 por 100 de la rotura por año.
  • 60 mm-69 mm: una probabilidad del 15 por 100 de la rotura por año.
  • 70 mm-79 mm: una probabilidad del 35 por 100 de la rotura por año.
  • 80 mm o más: una probabilidad del 50 por 100 de la rotura por año.

Como regla general, para cualquier tamaño dado, el riesgo de ruptura es mayor en los fumadores, las mujeres, las personas con presión arterial alta, y los que tienen antecedentes familiares de un AAA, y en pacientes en los que se evidencia un crecimiento rápido durante el seguimiento.

¿Cuáles son los tratamientos quirúrgicos de un AAA?

El tratamiento de los AAA depende de la salud general del paciente, el tamaño del aneurisma, y si la persona está teniendo síntomas. Hay dos tipos de intervenciones para reparar un AAA, la cirugía convencional donde se excluye el aneurisma y se realiza un bypass y la cirugía mínimamente invasiva llamada “EVAR” donde se excluye el aneurisma mediante la colocación de una endoprotesis aórtica.

¿Cuándo consultar a un médico?

Cualquier persona de 60 años o más que tienen factores de riesgo para desarrollar un aneurisma aórtico abdominal, como el tabaquismo o antecedentes familiares de aneurisma de la aorta abdominal, se deben considerar la revisión periódica.
Debido a que ser hombre y fumar significativamente aumentan el riesgo de AAA, los hombres de 65 a 75 años que alguna vez ha fumado cigarrillos deben tener un cribado de aneurisma de aorta abdominal mediante ecografía abdominal al menos una vez.